Historia de Mercedes-Benz y la estrella de tres puntas


Fuente: Autoenciclopedia.com

thumbnail

Gottlieb Daimler y Karl Benz lo curioso es que nunca se conocieron personalmente

La invención en 1880 del automóvil y el motor de alta velocidad, permitió a Gottlieb Daimler y Karl Benz, cada uno por su lado, cimentar la motorización del transporte por carreteras. Con la ayuda de financistas y otros socios, ambos invirtieron sus proyectos en sus propios negocios en Manhein: Benz fundo la firma Benz y Cie en octubre de 1883, y Daimler-Motoren-Gesellschaft (DMG) fue creada en 1890.

Para ganar publicidad y cierta distinción de sus productos, ambas compañías buscaron poner una marca que fuera satisfactoria. En un inicio, ambos inventores usaron sus propios nombres, Benz y Daimler, que garantizaba originalidad y calidad a los motores y vehículos que producían.

La marca de la compañía basada en Mainhen, Benz y Cie, nunca cambio excepto en 1909 que el símbolo en forma de diente de rueda, que había estado usándose desde 1903, fue reemplazado por una corona de laurel que rodeaba el nombre Benz. Pero para Daimler-Motoren-Gesellschaft (DMG), con su base en Cannstatt, la llegada del siglo trajo consigo un nuevo nombre para sus productos: Mercedes. Cual entonces es el origen de este nombre?

La llegada de Emil Jellinek

Mercedes, un nombre de mujer de origen español que significa merced, era el nombre de la hija del negociante australiano Emil Jellinek y quien había nacido en 1889. Jellinek tenia casas en las cercanías de Viena y Nice.

Un pensador progresivo con un gran interés en los deportes, Jellinek volcó su entusiasmo al nacimiento del automóvil, un invento que el sabia seria una herramienta importante para el futuro. A principios de 1897, viajo a Cannstatt a visitar la fabrica Daimler y ordeno su primer Daimler car -un vehículo (belt driven) de 6 caballos de fuerza con un motor de dos cilindros.

Sin embargo, el carro entregado en octubre de 1897 y con una velocidad máxima de 24km/h, en poco tiempo resultó ser demasiado lento para Jellinek. Como consecuencia, él solicitó que se le aumentara la velocidad a 40km/h y ordenó otros dos vehículos. Entregados en septiembre de 1898, los dos autos Daimler Phoenix, con sus motores de 8 caballos de fuerza, fueron los primeros en el mundo con motores de cuatro cilindros.

Los autos Daimler Phoenix, con sus motores de 8 caballos de fuerza, fueron los primeros en el mundo con motores de cuatro cilindros.

Emil Jellinek tenía buenos contactos con el mundo de las finanzas y la aristocracia internacional y cada vez más se iba desenvolviendo como un hombre de negocios. En 1898, comenzó a promover y vender automóviles de Daimler -en particular en los escalones más altos de la sociedad. En 1899, DMG envió a Jellinek 10 vehículos; en 1900 recibió poco más que 29. Jellinek le pidió a DMG autos más rápidos y poderosos. Para entonces, se había envuelto en las carreras de automóviles, conocidas como ‘Nice Week’, donde corría bajo el nombre por el que se le conocía en los círculos del automovilismo: Monsieur ‘Mercédés’

A principios de abril de 1900, Jellinek hizo un trato con DMG en relación a las ventas de autos y motores, tomándose la decisión del que el producto llevara el nombre de ‘Mercedes’. Además, se decidió que la producción de un nuevo motor que estaba por desarrollarse llevara el nombre de Daimler-Mercedes. Dos semanas más tarde, Jellinek ordenó 36 vehículos por un precio total de 550,000 marcos, una orden que equivaldría hoy a unos 5,5 millones de dólares. Pocas semanas más tarde, Jellinek hizo una nueva orden de 36 vehículos, todos con motores de 8 caballos de fuerza.

El primer mercedes y el nuevo nombre

El primer vehículo que llevó consigo el nuevo motor, un auto de carrera con 35 caballos de fuerza, fue entregado a Jellinek por DMG el 22 de diciembre de 1900. Este primer ‘Mercedes’, producido por Wilhelm Maybach, el jefe de ingenieros de DMG, causó gran revuelo en el primer año del nuevo siglo. Con su bajo centro de gravedad, una armadura de acero prensado, un ligero motor de gran desempeño y un radiador en forma de panal de abejas, este auto se destacó por sus numerosas innovaciones y es considerado desde entonces como el primer automóvil moderno.

Este primer ‘Mercedes’, producido por Wilhelm Maybach, el jefe de ingenieros de DMG, causó gran revuelo en el primer año del nuevo siglo. Con su bajo centro de gravedad, una armadura de acero prensado, un ligero motor de gran desempeño y un radiador en forma de panal de abejas, este auto se destacó por sus numerosas innovaciones y es considerado desde entonces como el primer automóvil moderno.

La semana del ‘Nice Week’ en marzo de 1901, durante la cual los vehículos Mercedes fueron imposibles de superar en casi todas las disciplinas, atrajo una desmesurada publicidad para Jellinek y la Mercedes. En marzo y agosto de 1901/ el modelo de 12/16 caballos de fuerza y su hermana de 8/11 aparecieron en la escena. Las nuevas ordenes de Jallinek a Daimler extendió la producción de la planta, en Cannstatt, a toda capacidad.

En junio 23 de 1902, ‘Mercedes’ fue reconocido como el nombre oficial y fue legalmente registrado el 26 de septiembre. Desde junio de 1903, Emil Jellinek obtuvo el permiso para llamarse, él mismo, Jellinek -Mercedes, a lo que comentó: “Esta es, probablemente, la primera vez que un padre adopta el nombre de su hija”.

El origen de la estrella

En este momento DMG logra tener un exitoso nombre comercial, pero aún carece de una marca que lo caracterice. Fue entonces cuando Paul y Adolf Daimler -los hijos de los fundadores de la compañía y a cargo del negocio en este momento- recordaron que su padre había utilizado una estrella como símbolo.

Gottlieb Daimler había sido el director técnico de la fábrica de gas de Deutz de 1872 a 1881. Cuando comenzó su trabajo en esta compañía, Gottlieb, con una tarjeta postal en la que aparecía su casa, dibujo una estrella sobre la misma y le dijo a su esposa que esa estrella algún día brillaría sobre su propia fábrica para significar prosperidad.

La junta de DMG inmediatamente aprobó la propuesta y en junio de 1909, tanto la estrella de cuatro puntas como la de tres fueron registradas como marcas de la fábrica. Aunque ambos diseños estaban legalmente protegidos, sólo se usó la estrella de tres puntas. Desde 1910 en lo adelante la estrella comenzó a aparecer en la parte delantera de los autos como una característica distintiva de el radiador.

La estrella de tres puntas suponía simbolizar la ambición de Daimler de motorizar al mundo entero, en tierra, agua y en el aire. Con el tiempo pequeñas adiciones fueron hechas. En 1916 las puntas fueron rodeadas por un círculo en el cual cuatro pequeñas estrellas y la palabra Mercedes -o los nombres alternativos de las plantas de DMG en Untertürkheim o Berlín-Marienfelde- se integraron.

En noviembre de 1921, DMG solicitó protección legal sobre patentes en relación a cualquier tipo de variación de su marca de fábrica y registró con la oficina de patentes la estrella tridimensional dentro de un círculo, incluyendo en el diseño su uso a propósito en las rejillas del radiador del automóvil. Fue registrada oficialmente como la marca de fábrica en agosto de 1923.

La estrella de tres puntas suponía simbolizar la ambición de Daimler de motorizar al mundo entero, en tierra, agua y en el aire.

La estrella que guía a los automovilistas

El periodo de inflación tras la primera guerra mundial devino en un momento difícil para las ventas, especialmente, de artículos de lujo como autos de pasajeros, teniendo una seria repercusión en la industria del automóvil. Solo las compañías financieramente poderosas con modelos bien establecidos fueron capaces de sobrevivir aunque éstas se vieron forzadas a hacer fusiones y aventuras mercantiles. Fue por esta necesidad que los antiguos rivales, DMG y Benz & Cie, formaron una cadena en 1924 con el objetivo de estandarizar el diseño y la producción al igual que el poder adquisitivo, ventas y publicidad, manteniéndose de esta forma competitivos.

Durante este periodo las dos firmas promocionaron sus productos, generalmente, en conjunto aunque aun continuaban como marcas independientes. Dos años después, en junio de 1926, las dos compañías con más tiempo en el negocio de los automóviles se unieron para formar Daimler-Benz AG.

En junio de 1926, las dos compañías con más tiempo en el negocio de los automóviles se unieron para formar Daimler-Benz AG

Esta marca, que poco ha cambiado durante décadas, aún adorna los vehículos de Mercedes Benz, llegando a representar calidad y seguridad en todas las carreteras de esta tierra. En el mundo entero el nombre de Mercedes-Benz es sinónimo de tradición, innovación y del futuro del automóvil.

La evolución de los logos de Mercedes-Benz

Esta es la historia de la evolución de los logos de la famosa marca, en la proxima entrega presentaremos la historia de estos logos…

Mercedes-Benz-Logo-Evolution

Entradas relacionadas