Mi coche echa humo blanco al arrancar, ¿por qué?


¿Tu coche está echando humo blanco al arrancar? ¿Estás preocupado porque no sabes cuál es el motivo por el que el humo es de ese color? Entonces has llegado al lugar adecuado.

En este artículo te explicamos qué significa que tu coche eche humo blanco por el escape y si debes preocuparte por ello o no.

Cuando no debes preocuparte por el humo blanco

En primer lugar, deberías saber cuando ese humo blanco es normal y no tiene ninguna consecuencia negativa. Si el humo blanco que aparece por el tubo de escape sale en pequeñas cantidades y tiene forma de hilos delgados no hay de que preocuparse, siempre y cuando este humo desaparezca tras varios minutos circulando con el coche.

Esta situación es similar tanto para motores diésel como para motores de gasolina. En los coches diésel ocurre debido a que cuando el diésel arranca en frío suele tener dificultades. Por otro lado, los coches de gasolina echan humo blanco al arrancar en invierno porque evaporan los restos de agua que hay en el tubo de escape.

Si este no es tu caso, sigue leyendo porque lo más probable es que tu coche tenga algún tipo de problema mecánico.

Cuando debes preocuparte por el humo blanco

El humo blanco en motores diésel y gasolina puede llegar a ser normal, tal y como hemos comentado antes, sin embargo, si no es en pequeñas cantidades y desaparece rápido, puedes dar por hecho que tienes una avería. Para conocer el motivo exacto que ocasiona ese humo blanco analiza cuál de las siguientes situaciones se parece más a la tuya:

Humo blanco y espeso al arrancar un motor diésel

Si cuando arrancas tu coche diésel le cuesta arrancar, echa muchísimo humo blanco y este tarda bastante en desaparecer, tienes un problema con la inyección diésel o algún precalentador.

Este problema se debe a que tu bomba de inyección inyecta el combustible muy pronto y solo quema una parte, haciendo que el resto se evapore a través del tubo de escape. En caso de que tu coche diésel no tenga bomba de inyección, el problema se debe a que la cámara de combustión está muy fría y tienes algún problema con los precalentadores.

Humo blanco al arrancar y durante la marcha

Si el humo permanece más allá del arranque del coche lo más probable es que el coche tenga un problema de refrigeración que afecta a la junta de culata. El anticongelante está entrando en el cilindro, se está mezclando con el combustible y eso provoca el humo blanco que puedes ver en el tubo de escape.

Tendrás que cambiar la junta de culata, que no es una reparación precisamente barata, pero que podrás aprender a hacer por ti mismo leyendo esta guía.

Si el humo tiene un color azulado, puede ser también que el aceite se este pasando a la cámara de combustión, o por los segmentos o por los retenes de las válvulas.

Humo blanco muy grueso durante la marcha

Este es el problema más grave de todos, ya que se debe a que se está quemando el líquido refrigerante del motor. Este fallo implica una avería importante en la junta de culata o incluso una grieta en el propio bloque del motor, dos reparaciones que son caras (sobre todo la última).

Si tu situación se parece a una de estas tres tienes que arreglar el coche de inmediato. Cuanto más tiempo tardes, peor será la avería y más caro será repararla. De hecho, el daño en el motor podría a llegar a ser tan grave que podría inutilizarlo por completo.

A pesar de que reparar la culata pueda ser caro, mucho más caro es tener que reparar una grieta en el bloque del motor o reemplazarlo por completo. Cuanto antes atajes el problema, menos tendrás que gastar posteriormente para hacer que tu coche deje de echar humo blanco al arrancar.

Fue originalmente publicado en Endado.com