Sabes para qué sirve la tercera luz de freno?


El sistema de iluminación de un vehículo es muy importante ya que indica nuestra presencia, aumenta la visibilidad de nuestro vehículo y de la carretera, y evita muchos accidentes pero, ¿conoces la tercera luz de freno?

 

tercera-luz-de-freno.jpg

 

Un breve repaso al sistema de iluminación

El sistema de iluminación de un vehículo consiste en un grupo de dispositivos instalados en su frontal, laterales y parte trasera y cuya función es proporcionar la luz adecuada para permitir la conducciòn noctura o en condiciones de visibilidad reducida.Del mismo modo, este sistema también sirve para dar información muy valiosa al resto de conductores sobre nuestra posición, dirección y velocidad.

La antigua Convención de Viena sobre tráfico de 1949 establece el reglaje de color de la iluminación, que se estandarizó y codificó por primera vez en al historia. Tras este primer documento, la Convención de Tráfico de las Naciones Unidas del año 1968 amplió la información.  

Salvo algunas excepciones como pueden ser los vehículos de emergencia, las luces traseras de posición y de freno deben emitir luz de color rojo y las luces indicadoras de dirección de color ámbar; por su parte, los faros delanteros han de ser de color banco o amarillo selectivo.

Entendiendo la tercera luz de freno

Las luces de freno son obligatorias en cualquier vehículo y se incorporan como un elemento de serie. Deben ir montadas en múltiplos de dos y de forma simétrica. Se accionan cuando el conductor pisa el pedal del freno.

Sin embargo, desde hace unos años también es obligatorio llevar una tercera luz de freno (desde 1986 en Estados Unidos y 1998 en Europa), situada normalmente en el cristal trasero del vehículo, a mayor altura que el resto de luces de freno.

Esta luz de freno se ideó para ofrecer a los conductores más información en una parada con varios vehículos. Así, el que va tercero podrá ver la tercera luz de freno del primero, ya que el segundo le bloquea la visión de las luces de freno principales.

Es necesario que la tercera luz de freno se mantenga encendida, por eso solo puede parpadear en casos de frenado extremo. Este parpadeo se produce en algunos vehículos cuando se aplica una frenada de emergencia y se activa el ABS del vehículo.

En los vehículos de pasajeros, la tercera luz se instala en el interior para poderse ver a través del cristal trasero, integrarse en el portón o en un deflector. En vehículos todoterreno se puede instalar en el soporte que sujeta la rueda de repuesto.

La normativa dice que debe estar instalada en el centro horizontal, salvo en Europa que se permite un desplazamiento máximo de 15 centímetros en caso de que la trasera impida que se sujete al panel fijo. La altura está regulada en términos absolutos y respecto al resto de luces de freno presentes.

Sabías todos estos datos sobre la tercera luz de freno? Ahora podrás entender mejor su eficacia en la seguridad del coche.

Fuente: Blog.reparacion-vehiculos.es