Historia del MERCEDES-BENZ W124


W124-4

La nueva berlina intermedia de Mercedes-Benz, el W124, se presentó en 1984 en versiones 200, 200E, 230E, 260E, 300E, 200D, 250D y 300D. Las primeras 5 de gasolina y las 3 siguientes diesel. Los motores del 200 y 230E provenían del W123 se trataba de motores de 4 cilindros, con 1.997 y 2.299 cm3 de cilindrada y potencia de 109 y 136CV respectivamente. La versión 200E era específica para el mercado italiano, contaba con un motor de 4 cilindros en línea, 1.997 cm3 de cilindrada y 123 CV. Los 260E y 300E, con 2.599 y 2.996 cm3 de cilindrada eran motores de 6 cilindros en línea y sus potencias eran de 160 y 190 CV. Salvo el 200 que era un motor carburado, el resto de motores contaba con sistema de inyección. En cuanto a los diesel el 200D era un 4 cilindros de 1.988 cm3 y 72 CV, el 250D un cinco cilindros, 2.497 cm3 litros y 90 CV y el 300D un 6 cilindros, 2.996 cm3 y 109 CV.

El diseño de este automóvil estuvo a cargo de Bruno Sacco, Joseph Gallitzendörfer y Peter Pfeiffer. La aerodinámica era muy avanzada, con un magnífico coeficiente aerodinámico para la época, lo que redundaba en un menor consumo. La combinación de materiales ligeros y chapa de acero de alta resistencia y un excelente diseño estructural, le dotaban de una seguridad de referencia en el segmento. Un detalle innovador fue el uso de un único brazo limpiaparabrisas, estratégicamente colocado, barría el 86% de la superficie del parabrisas delantero siendo la mayor area de barrido en la época.

El diseño de este automóvil estuvo a cargo de Bruno Sacco, Joseph Gallitzendörfer y Peter Pfeiffer

En el Salón de Frankfurt de 1985, celebrado en septiembre, se presentó la versión familiar, con frenos y suspensión oportunamente adaptados para soportar mayor carga. La suspensión se dotó de un sistema hidroneumático y el depósito de combustible estaba colocado de forma que se deslizaba hacia abajo en caso de colisión. También en este año se presentaron las versiones coupé y descapotable.

También en este año, 1985, se introdujo la tracción integral 4MATIC, disponible para los modelos de 6 cilindros. Estas versiones 4MATIC contaban con ASD (diferencial con bloqueo automático) y ASR. Se trataba de un complejo, avanzado y caro sistema de tracción total.

En 1985, se introdujo la tracción integral 4MATIC, disponible para los modelos de 6 cilindros

En 1986 se incorpora el catalizador de serie para toda la gama, lo que lograba reducir las emisiones contaminantes. Una opción poco común en los coches de los años 80.

En 1987 se incorpora a la gama la versión 300D Turbo, que como su denominación indica no era otra cosa que un 300D al que se le incorporaba un sistema de turbocompresor. Desarrollaba una potencia de 147 CV.

En septiembre de 1988 se amplía el equipamiento de todos los modelos con el sistema antibloqueo de frenos ABS, retrovisor derecho calefactable y calentadores para los depósitos del sistema de lavaparabrisas.

En 1988 aparece la versión 250D Turbo, aplicando al 250D el sistema de sobrealimentación del 300D Turbo la potencia se incrementaba hasta los 123 CV.

En 1989 se revisan los motores diesel con nuevos sistemas para reducir la emisión de partículas contaminantes, logrando una reducción del 40%. Además los motores diesel atmosféricos incorporaron un sistema de alimentación revisado con el que la potencia quedaba en 75 CV para el 200D, 94 CV para el 250D y 113 CV para el 300D. En opción se ofrecía un convertidor catalítico de oxidación desarrollado específicamente para motores diesel, en combinación con un sistema de recirculación de gases de escape.

En el Salón de Frankfurt de 1989 se presentó al público un ligero restyling del W124. Los faldones laterales vistos en el coupé, se adoptaron también en la berlina y el familiar, menos profusión de cromados en la rejilla delantera, tiradores de las puertas de nuevo diseño y retrovisores pintados del color de la carrocería fueron los cambios más reseñables.

En 1990 se introduce el 500E, el nuevo tope de la gama. Se presentó en el Salón de París de ese año. Exteriormente se distinguía por unos pasos de rueda ligeramente ensanchados. Mercedes-Benz unió sus fuerzas a Porsche para la puesta a punto del chasis. Bajo el capó delantero se escondía un V8 de 4.973 cm3, 326 CV de potencia y un par máximo de 480 Nm. El motor se asociaba a una caja de cambios automática de 4 velocidades. Se trataba del mismo motor del 500SL, aunque con un sistema de inyección más avanzado. Esta bestia era capaz de alcanzar los 250 Km/h (velocidad autolimitada) y de acelerar de 0 a 100 en 5,9 segundos.

mercedes-benz-w124-02

En 1991 comienza la producción del modelo 400E, en principio solo para exportación a Estados Unidos y Japón. El motor, ya visto en otros modelos de la marca, era un V8 de 4.196 cm3 y 285 CV. La transmisión era automática. Al año siguiente estaba también disponible para el mercado europeo. También se ofreció el motor de 6 cilindros y 3 litros dotado de cuatro válvulas por cilindro y 220 CV de potencia.

En junio de 1992 se produce la unidad 2.000.000 del W124, además de producirse este hito en la historia de este modelo, se revisan los motores de gasolina, aumentando el par motor y reduciendo el consumo. También aparecen nuevos motores de 6 cilindros multiválvulas de 2.8 y 3.2 litros, con potencias de 193 y 220 CV respectivamente, que reemplazan al motor de 3 litros en todos los modelos excepto en el descapotable.

En 1993, coincidiendo con un nuevo restyling que afectaba a los grupos ópticos y al capó delantero , entra en vigor una nueva nomenclatura para la serie 124, en analogía con los Clase C y Clase S, a la que se le denominará Clase E. Hasta entonces la E después de la cifra de 3 dígitos que designaba el motor se utilizaba para diferenciar los modelos de inyección de los de carburación. En los modelos diesel aparece la palabra “Diesel” o “Turbodiesel” al final de la denominación, pero ésta puede retirársele a petición del cliente. El E400 pasó a denominarse E 420 para coincidir con el desplazamiento de su motor. También aparece la versión más deportiva de la gama, el E36 AMG, de 6 cilindros, 3.606 cm3 y 271 CV y E60 AMG, con un V8 de 5.986 cm3 y 380 CV, disponible con las carrocerías berlina, coupé y descapotable. También apareció un nuevo motor de 4 cilindros, 2.2 litros y 150 CV que reemplazaba a los modelos 230E y el motor de 2 litros también recibe la culata multiválvulas y desarrolla ahora 136 CV. Los motores Diesel de 2,5 y 3 litros también incorporó culata de 4 válvulas por cilindro tanto en las versiones atmosféricas como en las sobrealimentadas.

Así la gama de gasolina quedaba compuesta por los modelos de 4 cilindros E200 con 136 CV y E220 de 150 CV, los de 6 cilindros, que eran los E280 de 193 CV, E300 24v (solo en el descapotable, en el que no estaban disponibles los E280 y E320) de 220 CV y E 320 de 220 CV, los de 8 cilindros compuesta por E 420 de 285 CV y E500 de 326 CV y los más exclusivos E36 AMG (6 cilindros) de 271 CV y E60 AMG (V8) de 380 CV. En cuanto a los diesel la gama quedaba compuesta por el E200D de 4 cilindros y 75 CV, E250D de 5 cilindros y 113 CV, E250TD de 126 CV, E300D de 6 cilindros y 136CV y E 300TD con 177 CV.

En Junio de 1995 aparece la serie W210 para suceder a la W124. El W124 continuó produciéndose, dependiendo del modelo, hasta agosto de ese mismo año. La versión familiar se fabricó hasta 1996. Las versiones descapotables de la serie W124 siguieron ensamblándose hasta 1997.

Con un período de producción de más de 11 años, las cifras de producción fueron de 2.058.777 berlinas, 340.503 familiares, 41.498 coupes, 6.343 descapotables, 2.342 versiones largas y 6.398 con chasis pacialmente modificado para fines especiales, dando un total de 2.555.861 vehículos.

Con un período de producción de más de 11 años se produjeron 2.555.861 vehículos

Entradas relacionadas